martes, 10 de junio de 2008

EL PABELLÓN DE LA PROVINCIA DE ZARAGOZA, A PUNTO PARA LA MUESTRA. HACER VISIBLE LA MARCA Z DE ZARAGOZA

10.6.2008.

.


Por: Redacción

Es el escaparate de 229 municipios que participarán con día propio o agrupados por cauces fluviales

www.aragonliberal.es


EL PABELLÓN DE LA PROVINCIA DE ZARAGOZA, A PUNTO PARA LA MUESTRA. HACER VISIBLE LA Z DE ZARAGOZA.

   
  
  
(09/06/08). La Diputación Provincial de Zaragoza inaugura  su pabellón en la Expo. A pocos días para el comienzo de la muestra internacional, el edificio está plenamente operativo gracias a la profesionalidad de la empresa Empty, encargada de los contenidos, la misma que ha realizado el Pabellón de España, ubicado muy cercano al de la provincia.

Vecino del pabellón de la ciudad de Zaragoza, se encuentra en uno de los extremos del Pabellón de las autonomías, cercano y con vistas al río Ebro, muy accesible desde la Pasarela de la Ciudadanía.

En el recinto provincial se difundirán los atractivos turísticos y económicos de la provincia y trata de ser la casa de los pueblos, que también tendrán su propio día en la Expo, ya sea en solitario o agrupados.

Una provincia con historia y personalidad propias ofrecerá la imagen de modernidad y futuro. El pabellón también da cabida a la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza para canalizar la presencia de las empresas.

  

Participación de los municipios

En total, 229 municipios han mostrado su interés en participar llevando lo mejor de sí mismos aprovechando el gran escaparate al mundo que será la Expo 2008, gracias al pabellón de la DPZ.

Del total, 40 localidades tendrán día propio en el siguiente orden de aparición:

Junio : Caspe, Villanueva de Gállego, Ateca, Mallén, Alagón.

Julio : Borja, Muel, Utebo, Tarazona, Épila, Uncastillo, La Almunia, Daroca, Sos, Mequinenza, Belchite, Morata de Jalón, Fuendetodos.

Agosto : Tauste, Calatayud, Magallón, Illueca, Nuévalos, Calataorao, Gallur, Brea, Cariñena, Biel, Sádaba, Cuarte, La Muela, Jaraba, Ejea, Pedrola.

Septiembre : Alfajarín, Vera de Moncayo, Alhama, Fuentes de Ebro, Maella y Zuera.

Son localidades que destacan en unos casos por su mayor tamaño, como las cabeceras de comarca y otros pueblos que, por el contrario, son muy pequeños pero tienen una singularidad o atractivo especial.

Otros 189 municipios irán agrupados según los cauces fluviales que atraviesan el territorio:

Junio : Canal de Bardenas (Las Pedrosas, Puendeluna, Valpalmas, Sierra de Luna, Castiliscar, Erla, Layana); Río Onsella (Isuerre, Lobera de Onsella, Navardún, Urriés. Longás, Los Pintanos, Bagüés, Undués de Lerda); Arba de Biel y Luesia (Asín, El Frago, Luna, Orés, Biota, Luesia, Castejón de Valdejasa); Jalón (Paniza, Aguarón, Alfamén, Almonacid de la Sierra, Alpartir, Cosuenda, Encinacorba; Bardallur, codees, Lucena de Jalón, Lumpiaque, Plasencia de Jalón, Ricla, Rueda de Jalón, Salillas, Urrea, Munébrega, Alconchel de Ariza, Bárboles, Cabolafuente, Contamina, Grisén, Terrer, Torrehermosa, Monreal de Ariza).

Julio : Río Aguasvivas y Matarraña (Almonacid de la Cuba, Lagata, Fabara, Azuara, Letux, Villar de los Navarros); Huerva (Cotorrita, Cadrete, Jaulín, Longares, María de Huerva, Tosos, Cerveruela, Villar de los Navarros, Badules, Fombuena, Romanos, Villadoz, Villareal de Huerva, Lechón, Mainar, Torralbilla, Mozota); Huecha (Agón, Ainzón, Alberite de San Juan, Albeta, Ambel, Bisimbre, Bulbuente, Poazuelo de Aragón, Alcalá de Moncayo, Añón, Bureta, Fréscano, Fuendejalón, Litago, Maleján, Talamantes); Ribera Baja del Ebro (Bujaraloz, La Almolda, La Puebla de Alfindén, Leciñena, Nuez de Ebro, Perdiguera, Villafranca de Ebro, Quino, Monegrillo, Alborge, Alforque, Cinco Olivas, Escatrón, Gelsa, La Zaida, Pina de Ebro, Sástago, Velilla de Ebro, Chiprana, Pastriz, Villamayor, El Burgo de Ebro), Ribera Alta del Ebro (Boquiñeni, Cabañas de Ebro, Novillas, La Joyosa, Pradilla de Ebro, Luceni, Penseque, Sobradiel, Torres de Berrellén, Alcalá de Ebro).

Agosto : Ríos Grío y Perejiles (Codos, Santa Cruz de Grío, El Frasno, Tobed, Belmonte de Gracián, langa del Castillo, Mara, Miedes, Orera, Ruesca, Sediles, Villalba del Perejil); Gállego (Ardisa, Ontinar de Salz, San Mateo de Gállego, Santa Eulalia de Gállego); Queiles (El Buste, Grisel, Lituénigo, Los Fayos, Malón, Novillas, San Martín de Moncayo, Torrellas, Vierlas, Santa Cruz de Moncayo); río Isuela (Trasobares); Ribota (Aiñón, Cervera de la Cañada, Clarés de Ribota, Palanquilla, Torralba de Ribota, Villarroya de la Sierra), Aranda (Aranda de Moncayo, Gotor, Jarque, Oseja, Pomer); ríos Mesa y Piedra (Calmarza, Carenas, Castejón de las Armas, Ibdes, Aldehuela de Liestos, Campillo de Aragón, Cimballa, Torralba de los Frailes, Monterde); ríod Escá y Aragón (Salvatierra de Escá, Sigues, Artieda, Mianos) y Laguna de Gallocanta (Berrueco, Gallocanta, Las Cuerlas, Used).

Septiembre : Río Manubles (Berdejo, Bijuesca, Moros, Torrelapaja, Torrijo de la Cañada, Villalengua) y Jiloca (Anento, Fuentes del Jiloca, Mulero, Paracuellos de Jiloca, Velilla de Jiloca, Villafeliche, Nombrevilla, Retascón, Val de San Martín, Maluenda).

Algunos de estos cauces agrupan a tantos municipios que se repartirán en varios días, como el Jalón, la Ribera Baja, la Ribera Alta, el Huerva o el Huecha.

Además de estos días, la Diputación de Zaragoza celebrará su día, el 3 de julio, la tradicional fiesta en honor a su patrona Santa Isabel, en la que participan alcaldes y concejales de toda la provincia.

La programación del pabellón se agrupará fundamentalmente en la Planta baja , donde los municipios participantes mostrarán aspectos propios vinculados con la gastronomía, folklore y artesanía, a través de:

-actuaciones de grupo de jotas, rondallas, coros, cantautores, representaciones teatrales, dulzaineros y dances (en sus distintas versiones).

-demostraciones de oficios tradicionales: encaje, bolillos, luthier, alfarero, cestería…

-Puesta en escena de trajes y figuras típicas como gigantes, cabezudos y cipotegato.

-degustaciones de productos típicos: jamón, aceite, fruta, soja, repostería…

Todas las actuaciones tendrán lugar dentro de las franjas horarias, de 12 a 14 horas y de 17 a 19 horas.

Se pondrá a disposición un pequeño mostrador para folletos y una pantalla para videos y fotos, en horario de apertura del pabellón.

Por su parte, la Entreplanta es el espacio destinado a reuniones y presentaciones a profesionales y prensa para ofrecer el gran potencial de la provincia.

El Pabellón . Características

El pabellón de la Diputación de Zaragoza se sitúa en un extremo del Edificio Ranillas --edificio de Comunidades Autónomas--, en la segunda planta del edificio, cerca del río Ebro y enfrente del Pabellón de España. Cuenta con un espacio de 382 metros cuadrados, una entreplanta de 152 metros cuadrados y una altura total de ocho metros.

Su ubicación permite que todas las personas que entren al recinto de Ranillas lo vean de manera directa. Por este motivo, la fachada expondrá unos paneles y "cepillos" con distintas imágenes cambiantes, representando los nombres de los municipios, y diferentes texturas, de forma que se proyectarán sombras que animarán la fachada del pabellón.

El interior tendrá tres elementos principales. Un envolvente interior, a modo de muro pictórico, con dos partes: una superior lisa, que cubrirá toda la superficie del muro, mezclando imágenes y colores, como el reflejo del paisaje de la provincia y su arquitectura; y otra interior, plegada, a modo de páginas de un libro de tres metros de altura, que podrán manipularse.

En esta parte se expresa la idea Con agua y sin agua y se mostrarán esos contrastes de manera detallada, con una sucesión de imágenes de lugares naturales, arquitectónicos y con imágenes de la realidad actual y los proyectos más innovadores, en esta temática, de la provincia. Además, habrá una exposición con 20 bloques o paneles temáticos móviles.

En la entreplanta del edificio, se podrán realizar reuniones y presentaciones. La oferta del pabellón se completará en este lugar con el espacio de la Cámara de Comercio, compaginando la actividad cultural con la actividad empresarial.

En este pabellón se ofrecerá una visión "interactiva" de la provincia, a través de audiovisuales pero también de materiales manipulables y con objetos que representan a los municipios.   El visitante podrá dedicar tanto tiempo como desee a recorrer este espacio, desde los dos minutos a treinta y se intentará hacer la provincia cercana. Podrán visitar el pabellón al mismo tiempo y de forma cómoda hasta 250 personas.

Para conseguirlo, la Diputación de Zaragoza invierte dos millones de euros en la obra y 3,5 millones de euros incluyendo los gastos de explotación y de gestión del espacio.  

Hacer visible la marca Z

En opinión de Javier Lambán, "la provincia reúne atractivos suficientes como para figurar en el primer ranking de destinos turísticos, haciendo que la marca Z se vea en el mundo", y en esta labor la Expo puede ser decisiva.

Con este evento internacional, la Institución Provincial tratará de redistribuir los flujos de visitantes hacia la provincia. "Ese es nuestro reto y estamos buscando la fórmula de optimizar la presencia de los visitantes" en todo el territorio. Para ello, se organizarán rutas por la provincia y se potencian los packs turísticos que incluyen la visita a la Muestra y a otras zonas de Zaragoza, su provincia, y Aragón.

El principal objetivo de la Diputación, única institución provincial española con pabellón propio en Expo, es que "a partir de 2009, nada sea igual", apuntó Javier Lambán.

El Camino Natural de La Alfranca recupera 15 kilómetros de naturaleza junto al Ebro



La infraestructura peatonal, que recorre la ribera del Ebro por Zaragoza, Pastriz y La Puebla de Alfindén, ha tenido un coste de nueve millones de euros, financiados dentro del Plan de Acompañamiento de la Expo y del programa Aragón 2008

El vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, acompañado del consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha inaugurado hoy el Camino Natural de La Alfranca, una vía peatonal de 15 kilómetros que une el barrio de Las Fuentes de Zaragoza con el Centro Internacional del Agua y el Medio Ambiente (CIAMA-La Alfranca), a través de los términos municipales de Zaragoza, La Puebla de Alfindén y Pastriz.



El coste de los trabajos ha sido de 9 millones de euros, financiados dentro del Plan de Acompañamiento de la Expo y el programa Aragón 2008. Las obras han sido ejecutadas por el Departamento de Medio Ambiente, a través de la empresa pública SODEMASA.


Los asistentes al acto inaugural han recorrido el Camino Natural en un tren turístico, desde su comienzo, en el Paseo Echegaray y Caballero de Zaragoza.. A la altura de La Cartuja Baja, se ha construido un puente peatonal, que se ha bautizado como Pasarela del Bicentenario . En este lugar, se ha descubierto una placa instalada a iniciativa de la Asociación Jerónimo Zaporta, en recuerdo de cinco jóvenes que fallecieron ahogados el 14 de mayo de 1944 en este tramo del Ebro. El camino finaliza en el CIAMA-La Alfranca, en un original Jardín de Rocas, concebido a modo de juego de la oca.


Trenes turísticos


Para disfrutar del Camino Natural, se pone en marcha un servicio de trenes turísticos, que realizarán recorridos desde Zaragoza hasta el CIAMA-La Alfranca, con explicaciones y audioguía sobre los principales puntos del recorrido. Además, el Departamento de Medio Ambiente instalará un punto de información del Camino Natural con monitores ambientales en La Alfranca y otro en el área de Zaragoza, donde también está previsto contar con un rocódromo infantil.



El Camino Natural de La Alfranca ofrece una nueva oportunidad de relación con la naturaleza. Concebida para el disfrute y la interpretación ambiental, en su recorrido se encuentran muchas de las claves que explican la actual configuración del paisaje del valle medio del Ebro. Estará abierto para su recorrido a pie, en bicicleta o a caballo.


Una nueva mirada al Ebro

El recorrido actual del Camino natural tiene sus orígenes en los caminos que discurrían por la margen derecha del Ebro, entre Zaragoza y las inmediaciones de la Reserva Natural de los Galachos de La Alfranca de Pastriz, La Cartuja y El Burgo de Ebro, pero que carecían de continuidad. Fue en 2001 cuando diversas asociaciones plantearon un único camino de ribera. El Departamento de Medio Ambiente asumió este reto e incorporó esta previsión al Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de los Sotos y Galachos del Ebro (tramo Zaragoza Escatrón).



El Gobierno de Aragón recuperó en 2005 la finca La Alfranca, con la restauración de sus edificios y jardines históricos y la creación del Centro Internacional del Agua y del Medio Ambiente (CIAMA), lo que ha incrementado notablemente la afluencia de visitantes a este espacio. Por ello, el Gobierno aragonés decidió apostar por este proyecto, que se incluyó dentro del Plan de Acompañamiento de la Expo 2008 y del Programa Aragón 2008, que plantea principalmente un nuevo modelo innovador en la interpretación y disfrute del medio natural.



Los autores del proyecto del Camino son José Miguel Marco Olloqui -SERS y Antonio Romeo -ROM VIII, y la empresa pública SODEMASA del Departamento de Medio Ambiente ha sido la responsable de la gestión de la ejecución y dirección de las obras. El proyecto de Camino Natural La Alfranca ha aportado soluciones singulares a una demanda social, profundizando en compatibilizar la afluencia de usuarios a un espacio natural de gran valor con el necesario respeto al ecosistema. Un proyecto medioambiental como éste es un ejemplo novedoso de contribución a la conservación y mejora del medio natural y el paisaje a través de acciones específicas y de la educación ambiental.

Hacia el Soto de Cantalobos y la desembocadura del Gállego


El Camino Natural de La Alfranca, si lo acometemos desde Zaragoza hasta Pastriz, comienza en el Paseo Echegaray y Caballero de Zaragoza, a continuación del azud del Ebro, junto al Puente Giménez Abad. Tras pasar por debajo de los puentes del tercer cinturón de Zaragoza y del AVE, se avanza en dirección al Soto de Cantalobos. El camino discurre aquí entre fresnos, álamos y chopos de gran porte que proveen de gran frescor a esta primera zona. Podemos observar también la desembocadura del río Gallego, con su desarrollado bosque de ribera y una mejana o isla formada en los últimos años.


Superado el tramo anterior el camino avanza mediante una doble vía, una peatonal y otra para el resto de usuarios (bicicletas, caballos o tren turístico), separadas por una plantación. Se han plantado bosquetes en áreas que tenían el suelo o la vegetación degradada. Pasado el cuarto cinturón de Zaragoza, el camino transita sobre una mota de defensa contra la erosión, y el río Ebro se hace visible desde diferentes tramos y miradores.


Soto de Las Perlas y Pasarela del Bicentenario


Continuando el avance en dirección La Cartuja, pasamos por el Soto de Las Perlas y por una antigua gravera en donde se han centrado gran parte de los esfuerzos de restauración. Desde aquí se continúa hasta la nueva Pasarela del Bicentenario, diseñada por Luis Javier Sanz Balduz. Se trata de una estructura de tipo cajón cilíndrico de perfil tubular metálico, formado por 8 hélices. Es una pasarela singular, isostática de 5 vanos que cubre una longitud total de 182 metros. Desde allí, el visitante puede acercarse al conjunto histórico de la Cartuja o seguir hasta El Burgo de Ebro por las vías pecuarias.

En el kilómetro 7, ya en la pasarela, se puede observar tanto el río Ebro como las huertas de Movera y Las Fuentes, así como la depuradora de La Cartuja. Una vez cruzado el río el camino alcanza el Soto de Urzaiz, en donde aún puede observarse la singularidad de un galacho en avanzado estado de colmatación.

Soto Benedicto y huertas de Pastriz

El camino avanza hasta el Soto Benedicto, en el término de Pastriz, y las inmediaciones de la Reserva Natural. El camino respeta en todo momento el espacio natural protegido, si bien éste puede ser recorrido siguiendo los caminos y senderos acondicionados desde este punto. El tramo siguiente, hasta Pastriz, transita por la huerta de esta localidad. Aquí se ha optado por la realización de una doble vía con sendero peatonal separado.



Tras pasar un pequeño tramo periurbano, la vía natural continúa en forma de sendero arbolado hasta el Jardín de Rocas del Centro Internacional del Agua y el Medio Ambiente (CIAMA) en la finca La Alfranca. A través de una vía complementaria, el recorrido por este margen puede prolongarse hasta las proximidades del Soto del Rincón Falso, en el municipio de El Burgo de Ebro.


Un jardín con 230 rocas y 7.600 plantas

El Jardín de Rocas del CIAMA es ha sido concebido como un recurso para la educación ambiental de gran originalidad desde el punto de vista arquitectónico, y que contiene una muestra de rocas y minerales de Aragón. En él se han plantado más de 7.600 ejemplares de diversas especies vegetales, 230 rocas de gran tamaño y una muestra de minerales ofrecida por la Asociación Mineralógica de Aragón y el Instituto de Educación Secundaria Avempace. Este Jardín es obra de Carlos Martín La Moneda y representa el Juego de la Oca, con estructuras alusivas a este juego como la noria, el puente o el laberinto.

47.000 m2 de espacios degradados rehabilitados


Asociado al camino natural, e integrándose en su concepción, se ha procedido a la restauración de varias superficies degradadas dispuestas a lo largo de su recorrido. La intervención ha consistido principalmente en la retirada de basuras y escombros, la recuperación de la morfología del terreno y la plantación de especies vegetales propias del ecosistema de ribera. La superficie total incorporada al programa de restauración ha sido de 47.000 m2 aproximadamente.



El número total de especímenes vegetales plantados a lo largo del camino natural (sin contar el jardín de rocas) y en las áreas degradadas ha sido de 2.600, que serán incrementados en próximas temporadas. Las especies más utilizadas han sido fresno, chopo, álamo, sauce, tamariz, cornus y el aligustre. En el Soto de Cantalobos, integrado en el Lugar de Importancia Comunitaria Sotos y Mejanas del Ebro , en la Red Natural de Aragón, el Gobierno de Aragón ha adquirido 6,1 hectáreas para su protección.